Zenith en Baselworld 2015

0

Inicio esta crónica de lo que vi en el stand de Zenith en Baselworld 2015 con la perplejidad que me produce haber estado esperando tanto tiempo para publicarlo, y me explico: cuando me fueron presentadas las novedades se me dijo que algunas de las piezas que me mostraban tenían un embargo (prohibición de publicar) hasta fechas tan lejanas como el primero de octubre de un reloj que corre por la red desde el mismo día de finalización de la feria. Su nombre empieza por P, termina por t, es muy especial y está hecho de un metal amarillo que no es oro.

Y no lo pongo explícitamente por aquello de respetar dicho embargo, pero es que resulta que el nuevo Rolling Stones LE, cuya primera edición está agotada, tenía embargo hasta el próximo día 15 y ya está en la mismísima página web de Zenith… siendo así, me siento liberado para poder contaros de primera mano lo que vi y toqué, que no fue poco.

Zenith-rolling-stones-2015Y lo que vi en primer lugar fue una soberbia pieza de titanio con tratamiento DLC y 45 mm de diámetro limitada a 1000 unidades, que visto el éxito de la anterior es previsible que vuele en poco tiempo a pesar de su precio de 12.000 €. Esta vez no presenta la famosa lengua diseñada por John Pasche (y no por Warhol) en la esfera sino en la parte baja de la masa oscilante visible a través del fondo transparente de zafiro, tiene la esfera en negro abierta (“Open Heart”, para gustos los colores) y unas poderosas manecillas igualmente en negro y Super Luminova negra con la salvedad del extremo de la segundera que es rojo. Como novedad en el archi-testado movimiento El Primero, esta vez con la denominación 4061, presenta una rueda de escape y un áncora en silicio. La correa de piel negra (bastante gruesa, por cierto) lleva grabada la Union Jack británica.

También vi el Tour Auto, básicamente el mismo reloj que el Zenith-Tour-Auto-2015anterior pero ahora con motivos y colores automovilísticos y sólo 42mm de diámetro en caja de acero cepillado, edición limitada a 500 ejemplares y un precio de 10.000 €  Su correa, mucho más trabajada que en la de sus Satánicas Majestades, es azul con los típicos agujeros Racing y una banda tricolor en toda su longitud ¿Francesa? Va a ser que sí: Tour Auto. Fondo transparente con el motivo de la carrera.

 

Zenith-nigh-vision-2015Night Vision, otro El Primero de 45mm, esta vez en caja de aluminio ceramizado. Crono con trotadora central y contador de 30 minutos a las tres. Gran fecha de doble cifra a las dos y de nuevo el Open Heart, una opción que si bien permite ver la hipnotizante frecuencia de 36.000 alternancias por hora a la que late este calibre a mí me parece romper la armonía de la esfera. No es serie limitada aunque su precio (11.100 €) pudiera hacerlo pensar.

El Primero Sport. De nuevo 45mm. Pero ¡por fin! Una esfera cerrada, mostrando solamente las indicaciones Zenith-sport-2015del tiempo. Comparte con el Rolling Stones LE unas manecillas que en mi opinión son todo un acierto, pero esta vez cromadas. Dos colores de esfera: plateada y pizarra cepillado lamé vertical. Pulsadores y corona roscados en caja de acero para una resistencia al agua de 200 metros y un armis que lo hace verdaderamente potente, mucho más atractivo en mi opinión que con la magnífica correa de caimán con forro interior de caucho. Igualmente de caucho es la tercera opción disponible, lo que pone los precios entre 9.200 y 9.700 € según el brazalete elegido. Siendo un WR200m no deja de ser curioso que mantenga el fondo transparente de zafiro, pero se le puede perdonar porque es la única forma –ahora sí- de ver el movimiento.

Zenith-classic-2015Y no se puede decir que Zenith no le saque todo el zumo a un calibre maravilloso como este, porque El Primero Classic no lleva este nombre porque sí… Con ese nombre tampoco es de extrañar que su caja sea de “sólo” 42 mm y muestre dos subesferas, con minutos y horas acumulados. Dos versiones: acero (7.500 €) y oro (18.100 €) Otra más, El Primero 36.000VpH. Tal vez el más atractivo para mí desde el momento que lleva una caja de acero, aspecto deportivo pero sin extremismos (sin pulsadores o corona roscados) y unos contenidos 42 mm. Tres posibilidades de esfera: blanca o negra (7.500 €) o blanca con los contadores del crono en gris, negro y azul, de izquierda a derecha (7.300 €). Imágenes al final.

Zenith-elite-6150Finalmente, de las novedades de las que ya se puede hablar, un movimiento nuevo (o casi): el Elite 6150 de cuerda automática es la versión contemporánea del célebre movimiento básico Elite, creado a principios de los años 90. Se trata de un calibre extraplano nombrado “mejor movimiento del año” en su presentación en Basilea en 1994. En su versión contemporánea, el nuevo Elite incorpora una serie de mejoras creadas para responder a las necesidades actuales, como es un diámetro más generoso y una reserva de marcha de 100 horas gracias a la incorporación de un segundo barrilete. Durante todo el proceso de desarrollo, el principal objeto de atención ha Zenith-elite-6150sido la altura del movimiento, puesto que se consideraba imprescindible conservar su finura original. El reto se ha superado con éxito, ya que, una vez ensamblados, sus 195 componentes no superan los 3,92 mm de altura. Por su parte, el diámetro del calibre se ha aumentado considerablemente para adaptarlo al tamaño de los relojes contemporáneos y proporcionar una base más flexible que permita añadir funciones variadas en el futuro. El modelo Elite 6150 es el primer reloj en albergar el nuevo calibre Elite. Cuenta con una caja ultraplana totalmente rediseñada de 42 mm de diámetro que, como puede verse en los modelos anteriores, lleva camino de convertirse en el nuevo estándar de la marca de la estrella. El primer reloj en estrenar este nuevo calibre será precisamente el Elite 6150, que en acero costará 7.000 €, casi el mismo que un Primero 36000VpH. Personalmente, no tendría dudas.

Y esto es casi todo. Y digo “casi” porque todavía quedan dos novedades de las que, según Zenith España, no se puede hablar hasta el uno de Septiembre y el uno de Octubre respectivamente. Como digo al principio, una de ellas –la más tardía- ya se puede encontrar por todo internet. De la otra no he encontrado referencias –todavía- por lo que, respetando el embargo, me abstendré de comentar nada. Como dicen los suizos (y no sólo) “à suivre…”

About Author

Anton Vallverdú

Fundador, administrador y editor de Relojes Especiales. Le encanta lo que hace y se plantea como objetivo la difusión de la relojería mecánica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR