Zenith El Primero Tourbillon, la precisión como seña de identidad

0

Para unos modelos es el diseño innovador, para otros la tradición. Y para lo nuevo en relojes Zenith El Primero Tourbillon, la precisión. Y es que los tres nuevos cronógrafos de esta colección están impulsados por el calibre El Primero 4035D, un movimiento tourbillon de cronógrafo de cuerda automática de alta precisión. Un movimiento que late a una cadencia excepcional de 36.000 alternancias/hora y que es capaz de indicar con precisión la décima de segundo. Además, este guardatiempos cuenta con una reserva de marcha de 50 horas, 381 componentes y un sistema patentado de indicación de la fecha hacen de él un modelo único.

Así, los elegantes Zenith El Primero Tourbillon se presentan con un caja labrada en oro rosa o en acero inoxidable de 45 mm de diámetro resistente al agua hasta 100 metros. Además, cuenta con una corona de remontuar acanalada y dos pulsadores redondos de estilo vintage que le dan un aire clásico con líneas armónicas y proporcionadas. Y como detalle importante, el cristal de zafiro abombado con tratamiento antirreflectante en ambas caras que optimiza la lectura de una esfera lacada blanca o negra con agujas en forma de espada e índices facetados y luminiscentes.

Un entorno sobrio en el que los contadores de 30 minutos y 12 horas se encuentran situados respectivamente a las 3 y a las 6 horas para conseguir la máxima legibilidad. Por su parte, el fondo de zafiro transparente revela la fascinante visión del movimiento y el ballet de su masa oscilante de oro decorada con motivo Côtes de Genève.

Y bajo toda esa elegante apariencia, los nuevos relojes Zenith El Primero Tourbillon esconden una mecánica de una complejidad perfectamente controlada. Los tres modelos ostentan una arquitectura asimétrica claramente identificable en la que el tourbillon se sitúa a las 11 horas, mientras que su jaula giratoria descentrada se revela mediante una generosa abertura en la esfera. Además, el mecanismo del tourbillon realiza una rotación por minuto e incluye un segundero pequeño y un calendario.

Y como broche, los cronógrafos se complementan con una correa de piel de caimán negra o marrón con forro de caucho y triple cierre desplegable. Por todo, los nuevos relojes Zenith El Primero Tourbillon son el claro ejemplo de un diseño excepcional en el que la precisión es la mejor seña de identidad.

About Author

Relojes Especiales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR