Visita a Parmigiani Fleurier. Prólogo

0

Este es el prólogo a los tres capítulos en que voy a dividir una visita que por su densidad merece ser contada en detalle. Básicamente porque es la primera vez que me permiten tomar fotos de todo el recorrido, sin “zonas prohibidas”. Y eso merece tomarse su tiempo.

Parmigiani

Parmigiani

Cuando se les pregunta por el nombre de las manufacturas relojeras que conocen la mayoría de aficionados a la relojería reponde con tres o cuatro nombres. Cinco a lo sumo dependiendo de su grado de purismo referente al concepto “manufactura”. Pero de lo que casi no hay duda es de que probablemente se olvidan de mencionar a la más completa de ellas objetivamente hablando: Parmigiani. Y es que la circunstancia de su extremada juventud tanto en términos relojeros como corrientes (1996) junto con un -para mí- exceso de discrección la hace desconocida para una parte importante de admiradores del arte relojero por excelencia.

 Michel Parmigiani es un relojero de sólida formación por vocación. Nacido en 1950 en el cantón de Neuchatel, se formó inicialmente en la escuela de relojería de Fleurier completando sus estudios de construcción micromecánica en los Technicum de La Chaux-de-Fonds y Le Locle. Abre su primer taller en Couvet en 1976 y al poco tiempo se convierte en el restaurador oficial de la colección de objetos de arte relojero de la Fondation du Famille Sandoz.

Michel Parmigiani

Michel Parmigiani

Esto marca un punto de inflexión en su carrera que a partir de ahora estará vinculada a esta fundación, una de las mejor dotadas económicamente de Suiza. En 1985 desarrolla un calendario perpetuo extraplano para reloj de bolsillo, y en 1988 presenta un reloj de sobremesa con calendario perpetuo instantáneo con 8 días de reserva de marcha y fuerza constante. En 1990, año de la creación de Parmigiani Mesure et Art du Temps, presenta el calibre 90, un automático de bolsillo para Breguet. Seis años mas tarde, en 1996, La Fundacion de la Familia Sandoz se conviete en propietaria de la empresa y crea la marca Parmigiani Fleurier.

Esta es la resumida historia de un fulgurante recorrido:

atokalpa

atokalpa

A partir de aquí las cosas se aceleran de una forma que hubiera sido imposible sin el respaldo de la Fundación:
En el año 2000 adquiere la empresa Atokalpa. Con sede en Alle, en la región suiza del Jura, cuna del torneado, Atokalpa está especializada desde hace mucho tiempo en la fabricación de los rodajes, piñones y microengranajes que forman parte de un calibre. Desde 2005 Atokalpa produce todos los elementos que forman parte del escape y del órgano regulador: una veintena de elementos entre los que se encuentran la rueda de escape, el áncora, el platillo, el volante y el espiral. El espiral, el componente que para muchos marca la frontera entre las verdaderas manufacturas y los “simples” fabricantes. Pues bien, aparte de Atokalpa (integrada en Parmigiani Fleurier) sólo hay dos fabricantes más de espirales en Suiza. Uno de esos dos consume toda la producción para sus propios relojes, y el otro dejará de suministrar a terceros en breve… lo que abre un mundo de posibilidades para Atokalpa.

También en 2000 La Fondation de Famille Sandoz adquiere uno de los talleres de mayor reputación en el sector de la producción de cajas de gama alta: Bruno Affolter SA, en La Chaux-de-Fonds, bautizado posteriormente como Les Artisans Boîtiers.

Les Artisans Boitiers

Les Artisans Boitiers

Además de realizar sus creaciones con el diseño asistido por ordenador (CAD) en 3D y de mecanizar con máquinas de control numérico (CNC) hasta la más compleja de las cajas, Les Artisans Boîtiers concentra el savoir-faire artesanal adquirido con el tiempo y la tecnología más avanzada en lo que se refiere a procesos de producción. Poco importa si el reloj es una pieza única o de serie o si es de un metal precioso (oro de 18 quilates, platino 950 o paladio 950), de acero o de titanio, el punto fuerte de Les Artisans Boîtiers se basa en disponer de métodos compatibles con la complejidad de su realización. Inauguradas en el año 2010, sus nuevas instalaciones de producción de La Chaux-de-Fonds cuentan con una superficie de 1.260 m2. Anecdóticamente comentar que esas instalaciones habían pertenecido a Patek Philippe, que las vendió a raíz de su proceso de concentración en Plain les Ouates.

Elwin

Elwin

En una progresión perfectamente calculada, en 2001 es comprada Elwin. Creada por la tercera generación de una familia de industriales especializados desde 1912 en el torneado aplicado a la relojería, principalmente de ejes y volante, Elwin cuenta en la actualidad con 11 trabajadores altamente cualificados en sus nuevas instalaciones de producción, que ocupan una superficie de 1.700 m2 y que fueron inauguradas en junio de 2010.

En 2003 se crea Vaucher Manufacture Fleurier a partir de la original Parmigiani Mesure et Art du Temps, lo que da lugar a dos sociedades hermanas. Con sede en Fleurier, VMF está especializada en los segmentos “Gama alta” y “Prestigio” y realiza movimientos de alta calidad.

Manufacture Vaucher

Manufacture Vaucher

Su creación es asimismo el reflejo de la voluntad de continuar la actividad de “private label” que Parmigiani Mesure et Art du Temps instauró ya en el pasado. VMF no sólo reúne las actividades de I+D, mecanizado con máquinas CNC de platinas, puentes y determinados componentes de relojería, mecánica, premontaje, montaje, encajado, decoración de platinas y puentes, sino también las de angulado a mano de todos los componentes y galvanoplastia, sin olvidar la formación en un taller dedicado en exclusiva al aprendizaje del oficio de relojero reparador. Las instalaciones de VMF en Fleurier cuentan con un total de 6.700 m2.

Quadrance et Habillage

Quadrance et Habillage

Finalmente, en 2005, se creó e integró en la estructura industrial la empresa Quadrance et Habillage, producción de esferas de gama alta. La base de las esferas, mecanizada en máquinas de control numérico en el seno de Quadrance, se guilloquea y, a continuación, se tiñe con laca o mediante galvanoplastia. Por último, el artesano especializado en esferas procede al calcado de las indicaciones y a la colocación de los apliques.

Hasta aquí el prólogo: habrá más.

About Author

Anton Vallverdú

Fundador, administrador y editor de Relojes Especiales. Le encanta lo que hace y se plantea como objetivo la difusión de la relojería mecánica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR