Premios GPHG 2015: los ganadores…y mucho más

0

El pasado 28 de Octubre se dieron a conocer los galardonados de las distintas categorías de los premios Grand Prix d’Horlogerie de Genève (GPHG 2015). La codiciada Aiguille d’Or fue para el Vision Tourbillon de 24 segundos de Greubel-Forsey, mientras que el premio del público fue para el Tourbillon de Tourbillons de Antoine Preziuso.

Y menciono estos dos en primer lugar porque no tienen precandidatos específicos ya que todos ellos son aspirantes. Ah, olvidaba, el premio especial de jurado, que fue a parar al equipo de relojeros que está detrás del Vacheron Constantin 57260, un supercomplicado de bolsillo y el único fuera de las otras categorías.

Comparando los resultados de esas otras categorías de los premios GPHG 2015 con nuestras quinielas (parte 1 y parte 2) debo reconocer que los criterios –y doy por sentado que los conocimientos- del jurado y los míos difieren bastante. No sólo en los elegidos sino, incluso, en los preseleccionados, porque se quedaron fuera de la final auténticas maravillas que perdieron su puesto a favor de creaciones anodinas, para ser benévolo. No acabo de entender, por ejemplo, cómo en el apartado de Alta Mecánica Femenino (Ladies’ High-Mech) se prioriza un Montblanc calendario perpetuo dejando fuera de la carrera a un delicioso HyT Iceberg. O por qué en el apartado de reloj masculino, dominado por la línea clásica, se cuela un freak como MB&F mientras un futuro icono de la elegancia como H. Moser se queda a verlas venir.

Puede que todo tenga que ver con dos puntos muy importantes. El primero, objetivo, es que sólo compiten los que pagan por hacerlo. Exacto: para poder competir en el Gran Premio Relojero de Ginebra tienes que rellenar un formulario, mandar unas fotos o renderes… y abonar 500 CHF (quinientos francos suizos) por candidato. Desde luego no es una cantidad exorbitante para lo que se suele mover en la industria, pero la clave está en que tiene que ser la marca quien lo presente; si no, no se considera. Eso también explicaría la disparidad de nivel relojero de algunas de las competidoras en una misma categoría de los premios GPHG 2015.

El segundo, subjetivo porque es mi propia opinión, tiene que ver con el peso de los grupos relojeros. Explicaría uno de los ejemplos de preselección que he puesto más arriba, que se repite en casi todas las categorías. Otro de ellos –clamoroso, siempre en mi opinión- es el premio que se lleva el Girard Perregaux (“Tourbillon Repetición de Minutos bajo Tres Puentes de Oro”) frente al Akrivia o, si me apuran, el ZeitWerk de Lange&Söhne. ¡Si el Trois Ponts D’Or tiene un montón de años! ¿Nadie lo conocía y lo han tenido que premiar ahora? Podríamos seguir diseccionanado categoría por categoría de los premios GPHG 2015, y a lo mejor alguna quedaba indemne…

En fin, que creo que por mucha importancia que quieran darle con una puesta en escena hollywoodiense y la gira mundial de las exposiciones (Hong Kong, Dubai, Londres, Ginebra…) el GPHG se queda en una cara fiesta de amiguetes… que hayan pagado su entrada.

Te lo hemos contado todo:

Grand Prix d’Horlogerie de Genève 2015 I

Grand Prix d’Horlogerie de Genève 2015 II

About Author

Anton Vallverdú

Fundador, administrador y editor de Relojes Especiales. Le encanta lo que hace y se plantea como objetivo la difusión de la relojería mecánica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR