NOMOS Glashütte ya es automático

0

NOMOS Glashütte ya es automático. El nuevo calibre NOMOS DUW 3001 presentado en Baselworld 2015 tiene solamente 3,2 milímetros de grosor. Los modelos equipados con él, el Minimatik Champagner y el Metro Neomatik son consecuentemente relojes muy delgados. O eran, porque se han agotado justo presentarlos en el mercado. Y lo sé de primera mano porque tengo encargado un Minimatik Neomatik y me han dado un plazo de espera de… ¡un año!

Swing System NomosCon el Swing System, el órgano regulador creado y patentado por la marca, Nomos ya había roto el monoplio suizo, y con el DUW 3001 ya en plena producción e instalándose en los nuevos modelos la compañía relojera de Glashütte está experimentando un gran crecimiento.

Una vez más, el pasado año ha sido el mejor en la historia de NOMOS Glashütte: la demanda de sus productos crece constantemente hasta el punto de que el fabricante de relojes independiente más grande de Alemania ha conseguido expandirse un 30%. En contraste, la industria suiza está experimentando una importante presión debido a la súbita revalorización del franco suizo, la extrema debilidad de rublo ruso, el declive de la demanda china y… los smartwatches. Frente a todo esto, el CEO de NOMOS Glashütte, Uwe Ahrendt, afirma que dan abasto, que venden más de lo que pueden producir: la empresa ha doblado su tamaño en los últimos tres años.

Movimiento automático DUW-3001 de NomosEl DUW 3001 es el décimo calibre in-house (producido en casa) de Nomos en el que la mayoría de piezas están instaladas entre la pletina base y la superior de tres cuartos, donde queda un espacio de tan solo un milímetro, toda una proeza . Si además tenemos en cuenta que está equipado con el órgano regulador Swing System podemos afirmar que estamos ante una auténtica manufactura. El órgano regulador del NOMOS Glashütte se compone principalmente del volante, el áncora y el espiral. Este último elemento –el espiral- es una pieza particularmente difícil de producir debido a las propiedades que debe tener el material con el que está fabricado: flexibilidad, invariabilidad frente a la temperatura pero por encima de todo una alta resistencia al magnetismo. Tan es así que hoy día sólo hay dos o tres empresas en todo el mundo que fabriquen espirales debido a las patentes que protegen dichos materiales.

Con una fuerte implantación en Alemania y bien distribuida en el resto de Europa, han iniciado su expansión en los Estados Unidos y ya están en puntos tan emblemáticos como Turneau o Toppers. La intención de Ahrend es volver a doblar el tamaño en los próximos tres años. Por ambición no va a quedar.

www.nomos-glashuette.com

About Author

Anton Vallverdú

Fundador, administrador y editor de Relojes Especiales. Le encanta lo que hace y se plantea como objetivo la difusión de la relojería mecánica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR