Resultados 1 al 9 de 9

Hilo: Reloj de pared - Taller de relojería

  1. #1
    Fecha de ingreso
    22-Jun-2009
    Ubicación
    Planeta tierra
    Mensajes
    138
    "Me gusta"

    Predeterminado Reloj de pared

    Voy a relatar mi primera vez, ya se que para algunos de vosotros esto no dejará de ser una mera anécdota sin importancia debido a la sencillez de la mecánica del reloj en cuestión, para otros sin embargo les parecerá de un nivel estratosférico, pero para mí ha constituido una nueva aventura fruto –una vez más- de mi inconsciencia que finalmente me ha llenado de satisfacción ya que ha constituido un hito en mi ya larga carrera de despropósitos –de los cuales algunos es mejor no recordar-.

    Relato de los hechos:

    Me encontraba dando cuerda a mi reloj de pared cuando sonó un golpe seco y cesó la resistencia en la llave… mecagüen todo… me lo he cargado pensé y como ya le había llevado al relojero con anterioridad por que se paraba y me había costado un congo, iba sumando pasta mentalmente… abrirlo, desarmarlo más los materiales…, tendré que tirar el reloj.

    En esto que empecé a dar vueltas al asunto, como voy a tirar yo algo –tengo un cierto sindromillo de Diógenes- y además que me apunté a un foro de relojes y he visto un montón destripados por gente más o menos profesional en fotografías…, yo que he cambiado el embrague a un 127, que he desarmado carburadores…, no veo la diferencia, así que le miré fijamente como retándole… al fin y al cabo no era más que un artefacto mecánico, ya estaba roto y peor no podía quedar –je je-, el guante estaba lanzado, la tensión se mascaba en el ambiente y finalmente tome la peor de las decisiones -cuando se juntan la ignorancia y la osadía la mezcla puede llegar a ser explosiva-… después de todo… pensé ¿Qué son los 40 años de experiencia de un relojero profesional frente a los nueve meses que llevo yo viendo fotos de relojes desarmados? Parece fácil, me sentí como uno de ellos y me puse manos a la obra (Fase de euforia inconsciente)

    Vayamos por partes:

    Aquí el reloj.



    Aquí las herramientas que iba a utilizar


    Aquí la máquina sin vida:


    Comienzo el proceso, le hago fotos desde varios ángulos y pienso… tiene muy pocas piezas, esto va a ser coser y cantar, casi hubiera preferido que fuera más complejo para que pudiera estar a mi altura (fase eufórica de autoestima)… esta chupado; comienzo a quitar las tuercas, primero una, otra y finalmente cuando he quitado las 4 pienso… estupendo aún no ha saltado nada, comienzo a mover suavemente la placa de encima y de repente !!!Dios¡¡¡ oigo ese ruido metálico y seco que precede indefectiblemente a la certeza de que la acabas de cagar, salta la cuerda del otro tambor y comienza a saltar todo y a caer ruedas dentadas hacia el fondo del reloj.






    Es difícil explicar con palabras como me sentí en ese momento (fase de abatimiento) , mi autoestima había desaparecido sin dejar rastro, yo esperaba que al quitar esta chapa los engranajes quedasen cada uno en su sitio y perfectamente encajados en su agujero para que yo pudiera fotografiarles con tranquilidad y saber exactamente el sitio de cada uno; en lugar de eso me veía a mi mismo metiendo todas las piezas en una bolsita de plástico y llevándoselo al relojero una vez más..., sin duda, se iba a estar descojonando de mí hasta el día del juicio final por la tarde –me tendría que cambiar de calle y quizás de barrio para no encontrármelo cada vez que pasara por delante de la relojería señalándome con el dedo acusador-.

    Traté de colocarlo con unas pinzas, con los dedos pero cuanto más lo tocaba más se descolocaba, finalmente adopto la única postura que podía tomar en ese momento (fase de aceptación de la realidad), de perdidos al río, lo desarmo completamente... ¿que podía ya ser peor?






    Lo meto en una cajita –de la que previamente he sacado las brocas, los tornillos, los tacos de plástico y he quitado
    los restos de yeso y me marcho de casa avergonzado para que mis hijos que han asistido al proceso pensando que su padre era un héroe no me hagan preguntas que no puedo contestar.




    Me doy una vuelta, lloro en silencio pensando una vez más que soy un poquito gilipollas y que al día siguiente –que por suerte tenía vacaciones- voy a retomar el asunto en la soledad del hogar, sin testigos.

    Desarmo el tambor y veo el causante de todo, el muelle estaba roto… ya lo sabía.



    El engranaje donde enganchan los dientes del tambor tenía algún alambre doblado –eso no lo sabía-, definitivamente me veía colgando en la caja el reloj con las agujas pegadas con loctite y el péndulo con una cuerda para que no se viera la caja de madera vacía –aunque no funcionase, por lo menos adornará y con un poco de suerte mi mujer no se iba a dar ni cuenta.




    También valoré la posibilidad de poner la maquinaria de cuarzo de un reloj que uno de mis hijos había hecho de trabajos manuales y engañarlos después diciéndoles que lo había arreglado yo solito y que ya lo había montado, aunque supongo que quizás se dieran cuenta de que el péndulo no se movía, o a lo mejor no.

    Días antes había visto en uno de los foros que había una casa de fornituras en Madrid –Ruiz Revuelto- así que para allí me voy con mi tambor y mi rueda a que me den unos nuevos.

    Del engranaje ni hablar –note un cierto sarcasmo en el dependiente cuando le dije –sin mirarle a los ojos- me han encargado una como esta y otro como este… y me respondió que el engranaje ni de coña que eso era debido a un escape y que en cuanto al tambor que tenía algún diente doblado y deformado por el escape me desilusionó definitivamente al decirme que habría que fabricar uno nuevo y que me iba a costar un huevo. Dado que el reloj era un recuerdo de familia, pero no de la mía ya que lo había comprado en el rastro no estaba dispuesto a gastarme un pastón.

    Una vez más la tristeza se había apoderado de mí… (2ª fase de abatimiento) decidí irme a la Mallorquina (famosa pastelería/cafetería en la Puerta del Sol) a meterme un chute de dulce y… fue allí donde vi la luz, si había dos tambores y uno estaba roto, porque no sustituirlo por el que el que aún funcionaba –el de las horas-, ya que como llevaba un par de años sin dar las campanadas nadie notaría la diferencia (2ª fase de euforia).

    Emocionado por pensar que pasaría a los anales de la historia de la relojería por mi desbordante capacidad para solucionar los problemas del tiempo me fui a casa y me puse manos a la obra –no sin antes volver a la tienda de fornituras para comprar una jeringuilla de aceite ya que recordé que los relojes hay que engrasarlos-… olvidaba un pequeño detalle, no tenía ni puñetera idea de cómo armar el reloj, pero ese era un detalle sin importancia en esos momentos.

    Llegué a casa y comencé a limpiar todas las piezas con disolvente y con algodón mágico, quería que todo estuviese brillante cuando el reloj volviera a la vida.

    Enderecé como pude y lo más que pude –se giraba el puñetero alambre- el diente de la rueda con los alicates de punta y arregle los dientes del tambor con una lima de matricero.


    3367

    y comencé a mirar y remirar en la cámara todas las fotografías que había hecho antes de desarmar el reloj hasta que tuve una idea relativamente clara de cómo y dónde iban colocadas, no era fácil ya que el objetivo de las fotos no era ese inicialmente y comencé a armar el reloj con la ayuda de mi hijo de 9 años que otra vez volvía a creer en mí .

    Lentamente el bosque de engranajes iba creciendo ante mis ojos, aquello iba encajando todo, soy un monstruo –pensé-.







    Finalmente con ayuda de pinzas, destornilladores, los alicates de punta fina y la navaja fui encajando cada eje en su agujero, engrase cada uno de ellos, puse los pasadores y apreté las tuercas… no me sobró ninguna pieza, me sentía como el Dr. Barnard.
    Finalmente el resultado fue este, aún no sabía si funcionaba, pero me había quedado tan bonito, tan brillante… parecía mismamente nuevo.



    Coloqué la esfera, puse los pasadores, la pieza donde se cuelga el péndulo…





    las agujas, más pasadores… y lo anclé en la caja, coloqué el péndulo y dándole un soplo de vida… aquello empezó a oscilar y sigue… y sigue… y lleva ya un mes y tras ir ajustándolo ahora anda en una variación de un minuto en 10 días y espero dejarlo mejor aún, eso si… sigue sin dar las campanadas y a mí aún me dura la fase de euforia y cada vez que lo miro me siento un poquito más orgulloso.




    Disculpad los entendidos por el lenguaje poco técnico que he empleado para describir las distintas partes de un reloj.

    A los que como yo no tengáis ni idea de relojería os he de confesar que después de todo no ha sido tan complicado, estas maquinarias son muy sencillas y con cuatro fotos hechas de diferentes ángulos es relativamente fácil de reconstruir, eso si, el orden de las piezas es importante pero de eso os vais a dar cuenta sobre la marcha, tan sólo se necesitan unas nociones mecánicas mínimas y un elevado porcentaje de sentido común –como en la vida real-.

    Gracias por haber llegado hasta aquí y espero que os haya gustado que haya compartido esta experiencia con todos vosotros.
    Sic transit gloria mundi

  2. #2
    Fecha de ingreso
    21-Aug-2007
    Ubicación
    Sevilla
    Mensajes
    867
    "Me gusta"

    Predeterminado

    Enhorabuena por haber logrado montarlo pero te hubieses ahorrado algun disgusto y enfado contigo mismo si antes de empezar a desarmarlo hubieses preguntado por aqui las pautas a seguir.

    Has tenido mucha suerte pues al no haberle quitado en primer lugar la fuerza a la cuerda podrias haber provocado males mayores, podria haberte saltado la cuerda en pleno rostro, podrias haber roto alguna rueda, destrozado el dentado de alguna otra. Supongo ahora eres consciente del peligro de tu atrevimiento. Esos muelles reales son verdaderas cuchillas cuando salen disparados!!

    Por lo demas a ver si algun profesional por aqui te puede dar una solución a la soneria.

    Saludos
    José

  3. #3
    Fecha de ingreso
    08-Dec-2008
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    228
    "Me gusta"

    Predeterminado

    Hola Cabrillo. Me ha encantado tu post. Me he visto reflejado en todo el proceso y me he reído un montón. Yo de momento no he tenido aún un final tan feliz como el tuyo y he estropeado más que he arreglado, con lo cual mi relojero está encantado conmigo por todo el trabajo que le doy, no por la cuantía del importe de las reparaciones, pero sí por la regularidad y cantidad de las mismas. Pese a ello la satisfacción que obtenemos cuando somos capaces de que algo que no funcionaba, gracias a nuestra intervención llegue a funcionar, es realmente...un subidón.
    Enhorabuena.

  4. #4
    Fecha de ingreso
    25-Aug-2008
    Ubicación
    La Coru, Tío!
    Mensajes
    8,375
    "Me gusta"

    Predeterminado

    la rueda de sonería .... es muy jodida :P

    seguro que la próxima vez aprendes a colocarla



    salutes y felicidades

  5. #5
    Fecha de ingreso
    04-Apr-2009
    Ubicación
    Tierra de Nadie
    Mensajes
    236
    "Me gusta"

    Predeterminado

    bien,pues llegado al punto del muelle real y viendo por donde rompio, podias hacerle el agujero de el engache del arbol de cubo y solucionar el muelle de la soneria,en cuanto a la rueda,desmontando la jaula se pueden reponer facilmente todos hilos de acero.sl2

  6. #6
    Fecha de ingreso
    22-Jun-2009
    Ubicación
    Planeta tierra
    Mensajes
    138
    "Me gusta"

    Predeterminado

    No no, el muelle del tambor no lo he tocado ya que para eso se necesita un profesional -y la placa la moví con cuidado ya que aunque trate de quitar algo de fuerza al muelle dando yo a mano la sonería, la verdad es que me aburrí y lo hice a las bravas paro con mucho cuidado. Ya he leído en algún post lo peligroso del tema y yo sólo desarmo y armo -en este caso con verdadera fortuna- y por eso no funciona la sonería, pero aunque el muelle estuviera bien yo no sería capaz de arreglarla por que no se cual es el problema.

    Saludos y gracias
    Sic transit gloria mundi

  7. #7
    Fecha de ingreso
    22-Jun-2009
    Ubicación
    Planeta tierra
    Mensajes
    138
    "Me gusta"

    Predeterminado

    Lo valoré al ver que giraba un poquito la rueda superior donde van encajados los alambres pero tuve miedo de que cogiera holgura y que al montarlo de nuevo girase sobre el eje y no engranase con los dientes del tambor.

    Saludos
    Sic transit gloria mundi

  8. #8
    Fecha de ingreso
    18-Oct-2005
    Ubicación
    San Sebastian
    Mensajes
    1,866
    "Me gusta"

    Predeterminado

    Me ha gustado esta historia, tan llena de ilusión y valentía. Algo parecido nos ha pasado a todos y el que se vea libre de pecado que tire la primera piedra.
    Enhorabuena.

  9. #9
    Fecha de ingreso
    03-Sep-2009
    Ubicación
    Llinars del Vallès
    Mensajes
    453
    "Me gusta"

    Predeterminado

    Enhorabuene, tiene mucho mérito lo que has hecho.
    JOBACU

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos hilos
  • No puedes responder hilos
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •