Entrevista a Pim Koeslag, director técnico de Frederique Constant

0

Pim Koeslag es tal vez uno de los directores técnicos más jóvenes de la industria relojera suiza, lo que tampoco es de extrañar si tenemos en cuenta que la propia marca, Frederique Constant, tiene poco más de veinte años de vida. El primer contacto de Pim con Peter Stas, presidente y CEO de Frederique Constant se produjo en 2003, cuando con 21 años Pim era un estudiante de relojería en Amsterdam y en un viaje de estudios visitó varias manufacturas en Ginebra. Diez años después, Pim no sólo se ha convertido en el director técnico de todo el grupo (formado por Frederique Constant, Alpina y Ateliers deMonaco) sino que es el responsable de concebir y realizar los calibres de manufactura que están llevando a la marca a un nivel nunca antes visto, mucho menos en una que no tiene pasado glorioso que recuperar después de la famosa crisis del cuarzo.

Me recibe en la sede central de FC en Plan les Ouates (Ginebra), flanqueada por nombres tan sonoros com Patek Philippe, Rolex, Piaget, Vacheron Constantin…

Relojes Especiales: Después de conocer a los Stas en 2003 ¿Cómo llega a incorporarse a la Compañía?
pim_koeslag_director_tecnicoPim Koeslag: En nuestro primer encuentro (éramos diez estudiantes en la visita) Peter nos lanzó una pregunta en forma de desafío: ¿éramos capaces de ayudar a la marca a desarrollar su propio calibre? Sabiendo que iba a conocerle, yo me había llevado conmigo algunas propuestas para el Heart Beat, el modelo que los había puesto en el mapa. A partir de ahí el “briefing” quedó claro: se trataba de desplazar el volante desde las doce –donde aparece en un calibre eta standard- a las seis. Conseguimos ese desplazamiento con relativa facilidad y rapidez, porque Peter tenía las ideas muy claras al respecto y mis propuestas iban en sintonía.

RE: No hay duda que fue rápido, porque en Baselworld 2004 se presenta el FC-910, el primer calibre Heart Beat manufactura. Pero ¿cómo se explica que hoy, diez años después cuenten con quince calibres manufactura?
PK: Bueno, en realidad serán dieciocho porque tenemos muchas cosas para presentar en Baselworld 2015 (sonríe). Digamos que nuestro secreto es la planificación: todos esos calibres están basados en cuatro calibres base a los que hemos ido añadiendo módulos y/o complicaciones.

RE: En esa línea de previsión se nos ha dicho que el nuevo Horological Smartwatch tiene ya escrita la hoja de ruta para los próximos cinco años.
PK: Así es. De hecho, llevamos dos años con él, y hasta hemos registrado el nombre, porque aprendimos la dura lección de no haber registrado el diseño del Heart Beat y sus consecuencias [aparecieron copias al poco tiempo de su presentación sin que desde FC se pudiera hacer nada por evitarlo]. El circuito que integra nuestro smartwatch está preparado para incorporar toda una serie de aplicaciones conocidas, pero también otras que por ahora están en desarrollo.

Taller de ensambladoRE: Volvamos a los relojes mecánicos, su especialidad. Ese secreto llamado planificación no puede ser el único que les da tanta agilidad a la hora de presentar modelos y calibres funcionales en tiempos tan cortos…
PK: Cierto, hay otro: diseñamos, desarrollamos y fabricamos todos los prototipos bajo el mismo techo, este, donde tenemos desde los equipos de CAD hasta las máquinas CNC que nos permiten ir de la mesa de diseño a la de producción literalmente en minutos. Una vez testados los prototipos -al menos tres evoluciones- damos luz verde para la producción en serie.

RE: ¿Qué producción tiene actualmente Frederique Constant?
PK: Actualmente estamos en una producción de 150.000 relojes al año, de los que 25.000 son calibres de manufactura, 50.000 montan ETA o Sellita mecánicos y 60.000 son cuarzos con movimiento Ronda, siempre suizos.

RE: Pero no todos sus relojes son suizos… ¿Qué hay de Ateliers deMonaco

PK: Ateliers deMonaco fue mi propuesta a Peter Stas para posicionarnos decididamente en la Alta Relojería, pero también es un laboratorio donde desarrollar complicaciones que con el tiempo puedan aplicarse en los relojes de Frederique Constant. La sede está efectivamente en Monaco y los relojes se han venido ensamblando allí (por eso la leyenda “Made in Monaco”) aunque sus componentes se producen aquí, en Suiza. No obstante, estamos considerando seriamente traer incluso el ensamblaje a Suiza porque el sello Swiss Made sigue teniendo mucha fuerza.

RE: ¿Por qué esa incursión en la Alta Relojería?
QP de Ateliers deMonacoPK: Bien, somos una marca muy joven si nos comparamos con nuestros vecinos de aquí, en Plan les Ouates (desde nuestra ventana se divisan las factorías de Vacheron Constantin, Piaget y otras venerables) y en veinte años hemos alcanzado una posición que algunas otras tardaron más del triple en conseguir. Eso es debido a que pensamos en varias direcciones simultáneamente, y cuando nos sentimos preparados para la Alta Relojería simplemente lo hicimos: en Ateliers deMonaco hemos desarrollado un calendario perpetuo con lo que llamamos EZ Adjust, que permite un ajuste de la fecha por corona y pulsador extremadamente sencillo, pero también un repetición de minutos o un tourbillon que aplicamos a los relojes de Frederique Constant. ¡Porque un tourbillon sigue siendo complicado de producir! (ríe). Todos los movimientos de Ateliers deMonaco están terminados a mano (el rotor está ejecutado por Benzinger), pero incluso ahí se nota la filosofía FC: decoramos las partes que van a ser vistas por el propietario y dejamos sin decorar las partes que sólo verá el relojero que vaya a hacer el mantenimiento o reparación. Esto nos permite, por ejemplo, ofrecer nuestro Turini (calendario perpetuo manufactura con escape de silicio en caja de titanio con acabado DLC opcional y limitado a 88 piezas) por 28.000 francos suizos: “Lujo Accesible”. En cambio, no nos importa invertir más en la caja (compuesta de 33 partes) para poder ejecutar unos pulidos perfectos, o en las correas, porque sabemos que eso si va a ser disfrutado.

RE: ¿Y la marca Alpina? ¿Cómo encaja?
PK: Esto sería una pregunta ideal para que la respondiera Peter, pero como está de viaje te lo explicaré yo [en el momento de esta entrevista Peter y Aletta Stas acababan de salir de viaje con rumbo a San Diego y Tokio respectivamente para presentar el Horological Smartwatch]: Frederque Constant nace con la voluntad de mantener una línea clásica de relojes, lo que coloquialmente llamamos “relojes de vestir”, y a pesar de que los relojes deportivos son un nicho más que interesante se decidió no crear esa línea dentro de la marca para no desorientar a un consumidor que ya nos tiene posicionados como relojes clásicos. En su lugar se decidió esperar la oportunidad para compra una marca que ya trajera lo deportivo en su esencia (lo que se viene llamando “ADN”). Alpina comparte toda la parte técnica con Frederique Constant -incluyendo el reciente Horological Smartwatch- pero manifiesta su propia personalidad aportando incluso su propia historia.

RE: ¿Previsiones para el futuro?
PK: Como he dicho antes, tenemos planes a largo plazo, pero conociendo a Peter y Aletta ¡puedes esperar una sorpresa en cualquier momento!

www.frederique-constant.com
www.ateliers-demonaco.com
www.alpina-watches.com

About Author

Anton Vallverdú

Fundador, administrador y editor de Relojes Especiales. Le encanta lo que hace y se plantea como objetivo la difusión de la relojería mecánica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR